Buscar
  • plataformasocialista

Declaración pública frente a crisis humanitaria en Colchane

Como Plataforma Socialista, frente a la crisis humanitaria que está ocurriendo en Colchane, declaramos lo siguiente:


1. La crisis humanitaria que se vive en Colchane es parte de una diáspora inédita en la región, que se ha producido por el deterioro absoluto de la economía, del respeto a los derechos humanos, y de la institucionalidad democrática en Venezuela, intensificado aún más por la pandemia del Covid-19. Solidarizamos con quienes han debido tomar el camino de la migración para proteger la vida y la seguridad de sus familias y condenamos a un régimen que ha llevado a esta migración sin parangón en Latinoamérica.


2. También contribuyen a esta crisis, una serie de medidas que el gobierno de Chile ha implementado en los últimos tres años. Desde el 2018, mediante medidas administrativas discrecionales y pese a las recomendaciones de diversas organizaciones, expertos(as) académicos(as), y organismos internacionales, se han definido tres formas de ingreso regular a Chile para los(as) venezolanos(as). Dos corresponden a visas consulares (la Visa de Responsabilidad Democrática (VRD) y la Visa Consular de Turismo (VCT) y la otra es la vía como refugiado(a).


3. Tras la visita del presidente Piñera a Cúcuta, en abril del 2018, se ofreció la VRD, que hasta noviembre del 2020 registraba cerca de 24 mil solicitudes, de las cuales el 73% ha sido rechazada. La VCT se implementó en junio de 2019, una semana después que Perú estableciera restricciones a la comunidad venezolana, con lo cual, más de 500 personas quedaron varadas y desprotegidas en Chacalluta. Del total de solicitudes por esta vía (casi 45 mil), el 82% han sido rechazadas. En cuanto a la vía como refugiado, la situación es dramática. En 2019, de más de 1.600 solicitudes realizadas sólo se aprobaron 7. Estos hechos contrastan con el discurso gubernamental de una migración ordenada, segura y regular, y vulneran los derechos de la población migrante, no solo de los(as) venezolanos(as), sino de todas las comunidades presenten en el país. En particular, traslada la complejidad del fenómeno migratorio a las zonas fronterizas del país, donde sus habitantes ya se encontraban, antes de esta crisis humanitaria, en una situación de precariedad.


4. Es urgente un plan humanitario que cumpla con lo señalado en la Convención de Cartagena, ratificada por Chile, donde se reconoce que son refugiados(as) todas las personas que han huido de un país debido a que su libertad o seguridad se encuentran amenazadas. Dicho plan debería incluir acciones a nivel nacional e internacional. A nivel nacional, en las zonas fronterizas, un trabajo que incluya a los actores locales y la cooperación con organismos internacionales. Este trabajo debe incluir recursos materiales, sanitarios, de transporte, de protección, y legales, tanto para quienes están arribando como para las comunidades que los reciben. En el plano internacional, dado que los venezolanos(as) que llegan a Chile por pasos no habilitados vienen de Ecuador, Perú y Colombia, es necesaria coordinar acciones conjuntas con los gobiernos de dichos países, para garantizar flujos migratorios, seguros y ordenados. Nunca debe perderse de vista el que quienes forman estos flujos son seres humanos cuya dignidad y seguridad deben ser protegidos en todo momento.


5. No obstante lo anterior, la tarea humanitaria más urgente es acoger a las niñas, niños, jóvenes, madres y padres que se encuentran en Colchane en una situación de extrema vulnerabilidad, proporcionándoles espacios seguros y dignos para el resguardo de sus vidas. La protección de la vida de toda persona humana es el estándar fundamental de una sociedad civilizada y democrática

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo