Buscar
  • plataformasocialista

Declaración Publica: Ante la grave crisis social y sanitaria que vive Chile


Chile vive hoy una grave crisis sanitaria, económica-social y política en el marco de la pandemia global del Covid 19. Es una de las situaciones más complejas de nuestra historia. Nos parece un deber y un acto de responsabilidad con el país expresar con claridad nuestras visiones y propuestas:


1. Expresamos nuestro profundo desacuerdo con el enfoque del gobierno que contrapone la salud de la población al funcionamiento de la economía. Propiciamos la combinación de radicales medidas sanitarias con una efectiva protección social. Poner como disyuntiva la vida o la sobrevivencia económica de las personas, nos parece una inmoralidad y el reconocimiento del fracaso de la propia política.


2. El gobierno ha anunciado dos paquetes de medidas económicas que no apuntan a una eficaz protección del empleo y de los ingresos de las familias. No constituye una solución exenciones transitorias de impuestos a las grandes empresas, generosos subsidios al sistema financiero, más endeudamiento de las Pymes y personas, o un bono que no cubre las necesidades básicas de un mes. Proponemos, en cambio, una Renta Básica Universal durante los meses de emergencia como medida directa a la protección del empleo y de los salarios. Lo que está en el horizonte a corto plazo es una situación de miseria para una parte importante de la población chilena.


3. En principio, la pandemia puede contagiar a cualquiera, pero no afecta a todos/as por igual. Se quiere descargar el peso de esta crisis en los/as trabajadores y asalariados. También en poblaciones especialmente vulnerables como los inmigrantes. Y opera un sesgo de género que se expresa en una mayor precariedad en los ingresos de las mujeres, mayores posibilidades de contagio y un aumento de la violencia de género producto de la cuarentena. El peso de la crisis no debe recaer en la población trabajadora y más vulnerable sino en quienes concentran el ingreso y la riqueza en Chile.


4. Se debe enfrentar esta crisis convocando a los actores sociales y a las organizaciones de trabajadores y territoriales a participar de las definiciones que los involucran y afectan. Hasta ahora se ha escuchado solo a los grandes empresarios y parcialmente a algunos gremios profesionales, pero no a la sociedad civil, ni a las organizaciones sindicales, municipios y organizaciones territoriales. Demandamos una gestión con participación social de la crisis sanitaria y económica-social.


5. Expresamos nuestro rechazo a las recientes medidas anunciadas de retorno al trabajo presencial del sector público, la reapertura de mall o un eventual retorno a clases. Demandamos transparencia en la información sanitaria y epidemiológica que fundamenta estas medidas. Cuando todo indica que la pandemia se acerca a su peak en los contagios, con el riesgo de colapso de la infraestructura critica, nos parece una irresponsabilidad este intento apresurado de normalización de la vida del país.


6. Por otra parte, el gobierno de Piñera y sus partidos buscan aprovechar la crisis y el estado de excepción para crear más impunidad en materia de derechos humanos. Rechazamos el intento de liberar a los violadores de DDHH de Punta Peuco, y condenamos como aberrante el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que redujo penas y otorgó libertad a algunos de los responsables de los más graves delitos de lesa humanidad en nuestro país.


7. Finalmente, constatamos con preocupación la debilidad de las voces críticas ante el manejo del gobierno de la crisis sanitaria y su impacto económico-social. Salvo honrosas excepciones la oposición y la izquierda han desaparecido de la escena política, favoreciendo así el enfoque mercantilista del gobierno, el recorte de derechos sociales y laborales, así como sus intentos de favorecer la impunidad en derechos humanos.


La pandemia ha expuesto en toda su crudeza la desigualdad social y la injusticia que imperan hoy en Chile. Las causas que motivaron el 18 de octubre y la necesidad de una nueva Constitución están más vigentes que nunca. El momento actual exige revertir la actual dispersión e irrelevancia opositora y reponer con urgencia un actor político y social de izquierda que proponga alternativas serias y progresistas a la conducción del gobierno.


PLATAFORMA SOCIALISTA


19 de abril, 2020.

99 vistas

©2019 por Plataforma Socialista. Creada con Wix.com