• Aldo Frites

El derecho de los pueblos originarios a expresarse en su propia lengua en la Convención

Con preocupación y repudio observamos como un grupo de la sociedad incurre en discurso de odio al denostar el ejercicio democrático del plurilingüismo en la Convención Constituyente, atacando a la machi Francisca Linconao Huircapan, por hablar en su lengua, el mapuzungún.

 

Asimismo, rechazamos los ataques de discriminación e intolerancia hacia la machi Francisca Linconao y hacia la presidenta lamien Elisa Loncon Antileo. Por ende, denunciamos como inaceptables los actos antidemocráticos y discriminatorios de un sector de la sociedad incapaz de soltar sus privilegios coloniales y que se ha demostrado insensible ante la sabiduría del itrofill mogen (toda la vida sin excepción) y poyewün (amor) con el que Elisa Loncon Antileo está llevando a cabo su tarea.


Junto a ello queremos manifestar nuestro apoyo a libre ejercicio de los derechos humanos lingüísticos, que son una herramienta clave para visibilizar y luchar contra la aculturación obligatoria, el imperialismo lingüístico, y en protección de minorías y pueblos indígenas, siguiendo los estándares del Derecho Internacional como la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos, la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias o Regionales y el Convenio Marco para la Protección de las Minorías Nacionales.


En especial, reconocemos con admiración el trabajo intelectual y docente de la lamien Elisa Loncon, trabajo que cuenta con la sabiduría de una mujer mapuche de región, mujer espiritual y política, en contacto con la tierra y el pueblo, especialmente las niñas, niños, niñes y jóvenes de nuestra sociedad. Reconocemos el aporte desde su sabiduría ancestral y su espiritualidad, de la machi Francisca. Reconocemos el derecho de las y los convencionales de pueblos originarios a expresar y representar los valores de sus culturas en la Convención.


Tenemos la esperanza que la nueva Constitución ayudará al pueblo chileno a reencontrarse con sus raíces ancestrales, para que las generaciones futuras no tengan que vivir la tragedia de perder irremediablemente lenguas y culturas, como ya ha sucedido en la historia de Chile.


Como comunidad deliberativa, expresamos nuestro apoyo a la machi Francisca Linconao Huircapan ante los ataques que ha sufrido, a la lamien Elisa Loncon Antileo en esta gran tarea y aplaudimos el actuar de la mesa directiva liderada por ella y su vicepresidente Jaime Bassa Mercado, en relación con el respeto a las diversidades, el plurilingüismo de nuestra sociedad y la defensa irrestricta a los Derechos Humanos. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a la sociedad a estar alerta y rechazar todo acto racista y antidemocrático, como los que hemos presenciado en los últimos días.

40 visualizaciones0 comentarios